Seleccionar página

 

Hola persona que lees esto, mi nombre es Alba. Estoy en un eterno vaivén de emociones que me llevan a preguntar “¿quién soy?”. Luego me doy cuenta de que lo sé y no lo sé a la vez. Lloro, lloro mucho. Me hacen reír los detalles, me sorprende el cambio, siento la estaticidad en mi cuerpo y siento el impulso. Nací en Sabadell, ciudad en la provincia de Barcelona, el año 1996. Se celebraba el día de Carnaval, así que tal vez esté relacionado con mi gusto por el disfraz. Ahora, escribiendo esto, me doy cuenta de que intento responder a mi pregunta inicial y para conseguirlo, tendría que no detener nunca la descripción. Así que esto simplemente es un pequeño fragmento que quiero compartir contigo, que lees esto, sobre algunas ideas que me rondan por la cabeza.

A parte de escribir, dibujo. Dibujo mucho. Y con este acto tan simple, como el de juntar papel, piedra, madera, tela con tinta, pigmento, tijeras, hilo y aguja, se crea un instante de paz. Comparto el resultado de algunas de mis horas de creación (en forma de dibujos, muñecas, máscaras) en una de las redes sociales que ahora mismo muchas, muchísimas personas conocemos. Desde hace bastante tiempo, siento que mi proceso creativo se ve modificado en gran parte por el uso de dicha red social. El posicionamiento, el consumo, la competitibidad, el ahogamiento y el cansancio, la ansiedad, la toxicidad, la paranoia. Todo ello flota en el ambiente que compartimos, en el pan de cada día, en la guerra, en la violencia, el acoso, la vergüenza, el odio… el miedo, al fin y al cabo. Pero somos una balanza que contiene tantas posiciones, como verdades. No existe solo el medio, el equilibrio perfecto. También existe el desequilibrio, la diferencia, la perspectiva del caos. Y cuando la balanza cambia de nuevo, descubro el gozo de poder experimentar. Agradezco lo que mis ojos me permiten ver (con dioptrías incluidas), lo que la piel en contacto me transmite, el sabor de lo salado y lo dulce, la amargura de una almendra verde, la ternura de un rayo de Sol que se pone y la luz de la Luna que se cuela por entre las ramas… vale, sí, muchas palabras, con la mera intención de establecer un diálogo que puede tomar indefinidas y múltiples formas. Dibujo porque me parece divertido, lo disfruto. Y con ello, con las ideas que surgen, veo también la oportunidad de poder hablar sobre las emociones que experimento, sobre como la naturaleza es el hogar que a todos acuna y es necesario emprender acciones para protegerla, porque somos ella.  Reflexiono sobre como el miedo es un espejismo y el amor es lo que hace brotar flores, madura frutos, acaricia, fluye y también muere. Y ese ciclo, por el cual toda energía transmuta, es necesario (y también muy bello, por qué no decirlo) comprenderlo para no vivir en un miedo que nos lleve a la destrucción de toda la diversidad que habita la Tierra.

Si de alguna manera, te gusta lo que hago y quieres ayudarme a que pueda seguir desarrollando mi obra, existen varias posibilidades. Puedes ofrecer apoyo a través de esta cuenta, donde comparto dibujos y algunas reflexiones, también puedes obtener originales, obra textil, prints, ejemplares de pequeñas autoediciones hechos con mucho mimo en este enlace o bien puedes decir ‘’hola’’ para colaborar en algún proyecto 🙂

albagaliciainfo@gmail.com